FÚTBOL FORMATIVO (2011-2019) · Una idea del Prof. Juan Pablo Pochettino. Con tecnología de Blogger.

Teoría del entrenamiento de la Técnica

Resumen del Capítulo 10 del libro "Fútbol Infantil. Entrenamiento Programado" del Prof. Carlos Borzi (Editorial Stadium).

NOVEDAD: PROGRAMA DE CAPACITACIONES DE FÚTBOL FORMATIVO

1. DEFINICIÓN
"Son los movimientos ideales en los que se utiliza el balón para resolver óptimamente una situación de juego"

2. LA IMPORTANCIA DE LA TÉCNICA EN EL FÚTBOL
- El jugador deberá ser capaz de utilizar la pelota con velocidad y precisión en las cada vez más incómodas situaciones de juego

- El alto rendimiento de los jugadores de los grandes equipos del mundo se basa en una buena capacidad técnica general

- El entrenamiento de la técnica debe iniciarse en la infancia y perfeccionarse en la juventud y adultez

- Es imprescindible la enseñanza sistematizada de todos los elementos de la técnica

3. OBJETIVOS DEL ENTRENAMIENTO DE LA TÉCNICA DEL FÚTBOL
El objetivo general es llegar a expresar, en la alta competencia futbolística, un dominio avanzado y estable de un gran número de destrezas técnicas. De nada sirve el dominio de los elementos técnicos del fútbol en situaciones fáciles y simples.


4. FUNDAMENTOS DEL ENTRENAMIENTO DE LA TÉCNICA DEL FÚTBOL

4.1. Características de la infancia que influyen en el aprendizaje de la técnica.

a) Morfológicas (sistema nervioso central, talla y peso)
b) Fisiológicas (sistema nervioso: analizadores de movimiento)
c) Motoras (fuerza muscular, velocidad y fuerza rápida)
d) Psicológicas (concentración, nuevos desafíos, comprensión)

4.2. Edades sensibles para entrenar la técnica del fútbol.

El niño entre los 6 y los 12 años se encuentra con una disposición natural para su desarrollo.
Es muy importante que tenga contacto con la pelota y participe en juegos de fútbol durante varias horas a la semana: que supere las 10 horas semanales entre práctica sismetática y asistemática.

4.3. Factores que influyen en el aprendizaje de la técnica.

a) el talento deportivo motor heredado (coordinativo-condicional-psíquico-antropométrico)
b) las experiencia motrices generales y técnico-deportivas
c) el nivel condicional (fuerza-rapidez-resistencia-movilidad)
d) el nivel psíquico (temperamento-carácter)
e) el nivel intelectual específico (capacidad de pensamiento-información)
f) la calidad de la metodología de la enseñanza

4.4. Talento técnico coordinativo para el fútbol.

Los niños con facilidad para el aprendizaje del fútbol demuestran en los juegos un relativamente fácil manejo del balón, junto a buenos niveles en sus capacidades de reacción ante estímulos ambientales, readaptación a situaciones repentinas y orientación de su cuerpo en tiempo y espacio

4.5. Influencia del desarrollo coordinativo en la técnica deportiva.

La incorporación de muchas destrezas motoras empleadas para el desarrollo de las capacidades coordinativas, hará que los sistemas nervioso y muscular del niño sean acreedores de un gran acervo motor. Las mismas se interrelacionan entre sí y transfieren estructuras de movimiento que aceleran el aprendizaje de nuevas destrezas de movimiento.

4.6. Aprendizaje de las destrezas técnico-deportivas.

El aprendizaje técnico se debe sistematizar a la par del entrenamiento coordinativo y condicional

4.6.1. Nivel de dominio inicial

- Cualquier elemento técnico-deportivo puede reflejar un nivel inicial, por más que se trate de un encumbrado deportista.

- Las carácterísticas de este nivel son:
· el manejo poco preciso de la o las habilidades
· y que las mismas sólo pueden ser expresadas medianamente bien cuando el jugador no se lo somete a enfrentamientos ni presiones

- La edad ideal para alcanzar el nivel de dominio inicial es a los 9-10 años

- Deben elegirse ejercicios que estén dirigidos al desarrollo de las habilidades polideportivas, en general y las destrezas técnicas del fútbol en general, para que entre todos constituyan una sólida base para futuros y más difíciles aprendizajes

- Entre los 8 y 10 años son las edades de inicio de un prolijo aprendizaje. Los ejercicios y juegos debe estar orientados al aprendizaje de los siguientes gestos técnicos:
· Destrezas con la pelota
· Conducción cde la pelota con fintas en diferentes direcciones, sin exigir velocidad, enfrentando obstáculos fijos y rivales pasivos.
· Golpes a la pelota con cara interna y empeine interno del pie
· Golpes a la pelota cde cabeza sin saltar

- Deben seleccionarse de a una a dos destrezas técnicas por unidad de entrenamiento y mantenerse tantas semanas como sea necesario.

- Son necesarias alrededor de 10 horas y más semanales de contacto con el balón.

- El entrenamiento de la técnica debe ubicarse al principio de la clase, incluso en el calentamiento, cuando aún no se ha generado la fatiga.

4.6.2. Nivel de dominio avanzado

- Cuando una destreza técnico-deportiva es expresada con un buen nivel de calidad, pero en situaciones poco dificultosas.

- La edad ideal para alcanzar este nivel es desde los 10 años hasta el ingreso a la pubertad, etapa en la que el avance del aprendizaje se vuelve más lento y a veces suele estancarse. Para ello es necesario un adecuado nivel condicional, sobretodo de la fuerza y la resistencia. Además, en este estadio, debe completarse la preparación polideportiva.

- Los ejercicios y juegos debe estar orientados al aprendizaje de los siguientes gestos técnicos:
· Destrezas con la pelota usando las diferentes partes del cuerpo
· Golpes con diferentes partes del empeine con balón en el piso y en el aire.
· Conducción con fintas, cambios de dirección y de velocidad enfrentando rivales activos.
· Golpes con la frente y los costados de la cabeza, con y sin salto.

- Para entrenar los diferentes elementos de la técnica del fútbol se deben tener en cuenta los siguientes contenidos:
1) Ejercicios que tiendan al perfeccionamiento técnico, donde debe prestarse mayor atención a la eliminación de errores en la técnica básica.
2) Juegos en pequeños grupos, para estimular el frecuente contacto con el balón, el empleo de las técnicas en situaciones diferentes, la iniciativa individual por expresar las destrezas que se van aprendiendo, los deseos de competir y la incorporación de aspectos tácticos sencillos.

- Deben entrenarse de a una a dos destrezas técnicas por sesión, siempre al principio de ella. Después de semanas de entrenamiento intensivo sobre una o dos destrezas técnicas, se cambian por otras una o dos diferentes, pero las mismas no dejan de entrenarse, sino que se incluyen en los contenidos técnico-tácticos.

- Deben mantenerse las 10 horas y más semanales de contacto con el balón.

4.6.3. Nivel de dominio estable de la técnica
- Cuando es empleada constantemente con mucha precisión en situaciones competitivas cambiantes, sorpresivas y estresantes. Se puede decir que se ha llegado a la automatización de la misma. Su expresión dependerá mucho de la capacidad de anticipación del deportista (es decir, del análisis previo de la situación para elegir la destreza técnica adecuada y así poder resolverla adecuadamente).

- Es una etapa en la que comienza la adolescencia, con características tales como el fin del crecimiento corporal, el continuo aumento del rendimiento condicional y que el joven se vuelve más racional y equilibrado.

- La edad ideal para este nivel es a los 16-17 años en la mujer y 18-19 años en el hombre.

- Pueden emplearse ejercicios especiales y juegos con elevada dificultad, ya sea para entrenar el aspecto técnico-táctico como el condicional.

- Deben entrenarse de a una a dos destrezas técnicas por sesión, en cualquier momento de la misma. Después de semanas de entrenamiento intensivo sobre una o dos destrezas técnicas, se cambian por otras una o dos diferentes, pero las mismas no dejan de entrenarse, sino que se incluyen en los contenidos técnico-tácticos.

- Sería aconsejable que en todos los entrenamientos con pelota, tanto condicionales, técnicos como táctico ó competitivos, los entrenadores pongan una alta cuota de rigurosidad sobre la técnica.

- Se puede y hasta resulta beneficioso entrenarla aún en estados de fatiga, por eso se la puede incluir en diferentes momentos del entrenamiento

5. GUÍA METODOLÓGICA PARA EL ENTRENAMIENTO DE LA TÉCNICA
El instructor puede realizar los siguientes pasos metodológicos para enseñar cada elemento técnico:
1) Permitir que los niños ensayen movimientos con la pelota
2) El instructor muestra varias veces el gesto global, apuntando los puntos principales
3) Dejar que los niños experimenten nuevamente
4) Mostrar nuevamente el movimiento completo y remarcar los puntos con errores
5) Los niños vuelva a ensayar; el instructor corrige individualmente
6) Luego se permite seguir ejecitando
7) Cuando se domina mejor el movimiento básico, experimentar a mayor velocidad ó superando obstáculos
8) Una vez superado el punto 7, se realiza con rivales activos

- Desde el primer momento organizar juegos de fútbol en grupos y espacios reducidos
- Las competencias deben ser contra niños de similar capacidad
- En todo momento debe alentarse al niño para que no pierda el entusiasmo por aprender.

MEDIDAS METODOLÓGICAS QUE AUMENTAN EL EFECTO DE LOS EJERCICIOS PARA EL PERFECCIONAMIENTO TÉCNICO

5.1. La renovación periódica de los ejercicios.
Que nos permitan mantener la alta efectividad del mismo

5.2. El incremento de la dificultad en la ejecución de los mismos.

- En caso de tratarse de destrezas motoras que se encuentran en niveles de desarrollo inicial o avanzado:
1) Variación en la ejecución de la destreza: llevar a cabo la acción con una conducción fuera de lo habitual.
2) Modificación de las condiciones externas: llevar a cabo las actividades de entrenamiento variando dimensiones o características del terreno, peso y tamaño de los elementos, capacidad de los adversarios, etc.

- Cuando ya se posee un dominio avanzado de la técnica y esta se encamina a la estabilización:
1) Combinar destrezas de movimiento, para lo cual se requiere un manejo fino de la destreza porque sino la ejercitación estará caracterizada por la torpeza, sin obtener el resultado deseado (ej.: pase con elevación al compañero, que le debe tirar un centro para que éste cabecee)
2) Realizar los ejercicios a elevada velocidad, medida muy importante para aumentar el rendimiento deportivo de los juegos de conjunto (ej.: correr velozmente a buscar un centro a ras del piso frente al arco y rematar ubicando la pelota en un lugar preestablecido).
3) Variar la información perceptiva, sobre todo cuando disminuye la información (ej.: jugar con poca luz, pelota de similar color al terreno, ambos equipos con camisetas parecidas, etc.).
4) Ejecutar destrezas con fatiga acumulada, siendo necesario que el ejecutante deba haber alcanzado la coordinación fina del movimiento, ya que en ese estado es muy propenso a incurrir en errores técnicos. Es muy importante el empleo de esta medida para el perfeccionamiento técnico-táctico del futbolista.

6. CONTROL DE LA TÉCNICA
Los métodos más sencillos para analizar y corregir los errores de cada fase del movimiento técnico son:
1) Observación directa, observando la acción en el terreno.
2) Observación indirecta, a través de videos.

7. ELEMENTOS DE LA TÉCNICA DEL FÚTBOL
Deben emplearse ejercicios teniendo en cuenta los puntos principales de cada elemento técnico, a partir de los cuales se harán las correcciones convenientes para no fijar errores, siguiendo pasos progresivos y constantes para el mejor aprendizaje.

Entre los elementos más importantes de la técnica del fútbol encontramos:
- Destrezas con la pelota
- Golpes a la pelota con el pie
- Golpes a la pelota con la cabeza
- Recepciones de la pelota
- Conducción de la pelota
- Engaños y gambetas
- Destrezas del arquero
- Saque lateral con las manos
- Uso del cuerpo

Fuente:
Capítulo 10: "Técnica"
Fútbol Infantil. Entrenamiento Programado
(Carlos Borzi. Editorial Stadium)


PARA MÁS INFORMACIÓN VISITÁ LA WEB ESPECIAL DEL PROFE BORZI

Leer más...

La técnica en el fútbol de hoy

Todos nos preguntamos por qué contamos con pocos jugadores de buen rendimiento técnico en el fútbol local. El fútbol es un deporte de confrontación directa, todos pueden intervenir adentro del mismo terreno. Por este motivo es tan difícil que uno de los equipos pueda mantener con tranquilidad la posesión del balón para llegar rápido y con sorpresa a situaciones de gol, entre otras opciones atractivas.

Encontramos como obstáculos a la presencia cercana de los rivales, las inclemencias del tiempo, el estado del campo, las dimensiones del terreno, la presión tanto de la parcialidad como de entrenadores y familiares, la trascendencia del partido, la táctica defensiva del rival, etc.

La técnica del futbolista no es algo indefinido. Incluye elementos como el pase y la recepción, los golpes de cabeza en ataque y en defensa, los tiros al arco y las habilidades del arquero para atajarlos, la capacidad para conducir y maniobrar rápido con el balón, la efectividad en la marca sobre el rival, etc.

Es evidente que hoy deben resolverse las situaciones del juego con mayor prontitud mental y física que años atrás. Acciones veloces dificultan la precisión técnica, los pases deben ir con más fuerza para no ser interceptados, la recepción debe ser acompañada por rápidos movimientos corporales que permita continuar con la acción ofensiva, la conducción y gambeta den ser veloces y audaces, los golpes de cabeza requieren de buena dirección, la mejor capacidad de anticipación mental es imprescindible, una alta resistencia física y psicológica para mantener la precisión técnica es cada día más necesaria, etc.

Para jugar en las mejores ligas este marco dificultoso exige un elevado nivel de dominio de las técnicas junto a suficientes capacidades intelectuales, físicas y psicológicas.

La técnica es un aspecto muy importante en el rendimiento de cualquier futbolista. Cuenta con una ventaja, puede entrenarse desde la infancia. Y no seamos tan exigentes, cada puesto requiere solo de algunas destrezas bien dominadas. Tanto los defensores, los mediocampistas y los delanteros necesitan manejar aquellas técnicas que les permitan resolver bien y con frecuencia sus funciones. Son las que al menos se deben perfeccionar a los largo de la práctica deportiva. Por ejemplo los defensores necesitan saber barrerse, rechazar con ambos pies y cabeza, los medios deben conducir a velocidad y pasar el balón a diferentes distancias con precisión, los delanteros tienen que manejar diferentes disparos al arco con rapidez y potencia desde posiciones variadas, etc.

Lograr estas virtudes necesita de planificación, organización, trabajo preciso, constancia y paciencia. Solo los muy talentosos se perfeccionan más rápido, lo que significa alcanzar un alto dominio de algunas técnicas antes de los 25 años de edad. Los demás necesitan más tiempo de una adecuada preparación.

Nuestros mejores jugadores cumplen esas edades en el extranjero y los que quedan en el país no han tenido el tiempo necesario para desarrollar sus técnicas para la competencia.

Es importante pero no resulta suficiente estar con la pelota todo el día. Poco se va a lograr si los ejercicios no están orientados a un claro objetivo técnico. No cualquier actividad futbolística permite el aprendizaje de un determinado elemento de la técnica.

Al gusto argentino de varias décadas atrás le alcanzaba con las técnicas desarrolladas en el potrero en forma libre durante más de 10 horas semanales.

Hoy tenemos más problemas que antes para desarrollar la técnica del futbolista. Quedan muy pocos potreros en el país, nuestros niños y jóvenes dedican menos horas a jugar libremente al fútbol por la existencia de inseguridades y atractivos entretenimientos hogareños, el tiempo y la exigencia de los entrenamientos de la técnica por lo general no son suficientes para un fútbol de alto nivel.

Su desarrollo necesita de varias horas semanales. El dominio de cada técnica depende de la realización de miles de repeticiones de calidad. Sobre todo en las principales etapas como son la infancia y la juventud los juegos y ejercicios de preparación para el partido del fin de semana no son suficientes para el aprendizaje técnico.

Por lo general no se le da la trascendencia necesaria al entrenamiento de la técnica del futbolista, ni los comentaristas al analizar las acciones de un partido, ni muchos entrenadores en sus sesiones.

En el profesionalismo local nuestros jóvenes futbolistas asumen grandes responsabilidades competitivas que no pueden superar convenientemente por insuficiente dominio de las técnicas, a veces por no haber tenido los años de preparación conveniente y en otros casos por no haber entrenado de manera adecuada.

Es hora de plantearse elevar la capacidad técnica de nuestros jóvenes futbolistas para que puedan participar con mejores perspectivas en las competencias nacionales e internacionales. Si no puede ser parte de la política deportiva del país al menos los clubes deben desarrollar planteos metodológicos claros y sencillos que permitan el desarrollo de cada fundamento técnico del fútbol de acuerdo a edades y niveles de dominio.

Prof. Carlos Borzi
Diciembre 2010

Leer más...

El desarrollo infanto juvenil y la práctica del fútbol

Sin duda el fútbol es el mayor fenómeno de comunicación de masas del mundo, siendo una de las actividades deportivas con la que los ciudadanos de la mayoría de los países de Latinoamérica se sienten más identificados. La explicación es sencilla: las reglas son simples, su práctica es generalizada dado que los requerimientos son de bajo costo y gusta porque exige una práctica colectiva necesaria y dependiente que vincula a individualidades talentosas con la solidaridad del equipo.

El fútbol puede ser el lugar desde el cual construir la identidad desde lo barrial hasta lo nacional y más aún hacia lo supranacional. La aparición de equipos exitosos en el ámbito profesional, permite discutir en el ámbito internacional el estatus de país y asimismo marcar posición de presencia en el mundo deportivo.

Un fútbol exitoso es aquél que revela que los jugadores, tanto individualmente como grupalmente dominan los fundamentos técnicos y tácticos y desarrollan una idea clara de juego, por lo tanto el juego es preciso, abierto y ejecutado con seguridad. Por el contrario, un fútbol sin éxito es el que revela jugadores imprecisos, faltos de ideas y carentes de espíritu colectivo, los cuales apelan las más de las veces al uso de la fuerza y la sucesión de faltas con la consecuente pérdida del ritmo del juego. Pero no sólo las causas de ello radica en los jugadores puestos en situación de juego, por el contrario las causas son varias y diversos sus orígenes:
1) Causas de tipo organizativas: tal como la carencia de un proyecto a largo plazo que contemple todo el proceso de formación de un futuro jugador.
2) Causas de tipo estructural: por ejemplo la carencia de infraestructuras acondicionadas como para cotejar el trabajo de distintas grupos etarios.
3) Causas de tipo conceptual: en el sentido de no tomar absoluta conciencia de la importancia de formar desde edades tempranas a los futuros representantes deportivos.

Esto trae aparejado que no sea suficiente el desarrollo del fútbol de base, lo que conlleva que posibles buenos enseñantes del fútbol, al no encontrar espacio de acción tomen otros rumbos.

Sabemos que jugadores con una iniciación tardía o no controlada adecuadamente, adquirirán vicios técnicos difíciles de erradicar y serán jugadores de riesgo, para sí mismo y los demás. Pero aun más allá que el hecho de acceder a ser jugador profesional, muchas investigaciones señalan que la importancia de la práctica física y deportiva desde la niñez radica en ser un modo eficiente para el desarrollo emocional, social, motor y fundamentalmente para un desarrollo en salud.

Las etapas de desarrollo ponen de manifiesto que las edades tempranas son un oportuno tiempo para la intervención formativa educativa en deportes. En la infancia, el niño madura y adquiere la distinción entre la coordinación motora general y la específica, el dominio de sus extremidades, lo que le permite moverse con soltura y vincularse en relaciones objetales en las cuales aplica independencia de propósito. Mentalmente, ha desarrollado las capacidades comprensivas, tiene capacidad para decodificar consignas verbales, tiene apreciación de distancias y trayectorias y el concepto de ámbito de desplazamiento y en lo social, es capaz de aceptar agrupaciones, recibir órdenes y la disponibilidad de moverse en contextos sociales fuera del ámbito familiar.

Es por todo lo precedente, que la infancia es el tiempo propicio para recibir los beneficios de una tarea organizada, no improvisada ni dejada al azar, solamente así crearemos una base de practicantes lo suficientemente amplia como para efectuar no sólo una detección temprana de talentos sino aún para aquellos practicantes cuyas dotes no están para acceder al fútbol profesional y que se desenvolverán en otros campos, pero a los que se les habrá provisto de una enseñanza de habilidades que serán la base de su práctica deportiva en función de su salud y su placer, durante toda su vida adulta

La Asociación de Profesores de Educación Física del Fútbol Argentino (APEFFA) está conciente y propugna la aplicación y cumplimiento de los derechos del niño promulgada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en noviembre de 1959 tales como:
- Derecho a participar en actividades deportivas según su grado de madurez y nivel de habilidad.
- Derecho a participar en un entorno saludable y seguro.
- Derecho a ser conducido por un enseñante calificado.
- Derecho a jugar como niño y no como adulto.
- Derecho a ser preparado adecuadamente en los deportes.
- Derecho a ser tratado con respeto.
- Derecho a encontrar placer y alegría en la práctica deportiva.

Sin duda, los niños y los jóvenes debieran tener, en el ámbito deportivo, el derecho a una guía adecuada y el sustento de una organización que les permita la oportunidad de desarrollar su potencial.

Para poder hablar de desarrollo, es necesario contar con capacitados maestros, así como practicantes dispuestos a aceptar sus consignas y un ámbito organizador donde ponerse a prueba. Para comprobar el proceso se necesitan las evaluaciones médicas físicas que califiquen las habilidades desde lo propiamente físico, lo técnico y lo táctico y observar desde lo psicológico los comportamientos sociales y el grado de autoestima que sostiene al practicante.

No se duda que para acceder al éxito en la práctica deportiva es necesaria la posesión de la fuerza, del vigor y de la resistencia que deben ser llevadas mediante la preparación física a niveles más allá de lo común, de la misma forma, es tan vital que el jugador potencial domine las destrezas necesarias para un buen rendimiento como que acceda al suficiente equilibrio emocional como para enfrentar el hecho de la competición; todo esto se construye desde inicios tempranos mediante una organización cuidadosa y una buena formación de los responsables de la enseñanza, sólo así se formarán jugadores que jueguen el fútbol con intensidad, con expresividad, con responsabilidad y como una manifestación más de su personalidad.

Lo precedente es lograble con un proceso de formación que debe comenzar tempranamente con ayuda de los padres, los buenos maestros y la comprensión dirigencial y federativa. La dedicación a un deporte exige el ciento por ciento del esfuerzo, esfuerzo que se debe enseñar y aplicar desde el inicio, la disciplina es esencial sin duda, pero en el trabajo con niños se debe ser flexible, el deporte debe ser fuente de alegría para los participantes, aún así se deben concretar objetivos, los cuales no se obtendrían si no se aplica el cien por ciento del esfuerzo.

La forma como se conduce a los niños es extremadamente importante. El deporte es una experiencia educativa en niños y jóvenes; una clara comprensión sicológica por parte de los adultos y una atención constante permitirán eliminar problemas potenciales, debiendo funcionar los adultos como guía dentro y fuera de la cancha

Se debe mantener en mente, que los niños no son adultos en miniatura. El buen entrenador infantil deberá evitar el uso de un balón demasiado grande o pesado, el de un arco excesivamente amplio o el de un campo manifiestamente fuera de posibilidad de recorrido para los grupos etarios menores, al cometer estos errores se observa que muchos practicantes ante dichas exigencias (que se encuentran fuera de nivel), pierden interés y desisten de la práctica. Se deben respetar las características físicas, emocionales y psicológicas que caracterizan a cada edad y recordar que cada jugador potencial es una individualidad a ser considerada y que no todos reaccionan de idéntica manera o de la manera previsible.

Por otro lado, el deporte en la infancia es una forma de co-participar con otros; en la práctica y en la competencia se debe insistir en que se juega con el compañero y con el adversario, ya que sin su presencia no es posible la actividad; además el acceso paulatino al conocimiento del reglamento redundará en la aceptación de reglas de acción y comportamiento que hace que se comprenda derechos y obligaciones de los practicantes, llevando al juego limpio y sin violencia, y la práctica de esta forma cubrirá la doble función de práctica deportiva y de educación.

Muchas veces en el fútbol actual, se exige rendimiento en etapas de neta formación, lo que lleva a acelerar los procesos, el no fijar gestos y el no fomentar la creación traerá aparejado la pérdida de habilidad que caracteriza a un buen jugador. Es por todo esto que la atención y la perspicacia deben estar focalizadas en el proceso y son los formadores y los conductores los garantes de ese proceso a largo plazo

En este convulsionado mundo actual, donde las demandas de aporte laboral al grupo familiar son muchas y tempranas dadas las actuales circunstancias económicas, aún los más talentosos han reducido el tiempo que otrora se dedicara a pulir habilidades como diversión fuera de la práctica deportiva, por esto hay cada vez menos talentosos, esos que sumaban a sus aptitudes muchas horas en contacto con la pelota. Es vital entonces para los que quieren dedicarse al aprendizaje y la práctica del fútbol, contar con buenos maestros, sobre todo en la infancia y adolescencia, etapas en las que se cementan el dominio del fundamento y el incentivo para la creación.

Si como formadores hemos llevado a cabo un proceso gradual, continuo y controlado, estamos en condiciones de exigir resultados, si por el contrario no lo hicimos, debemos asumir la responsabilidad de un proceso mal articulado. Es entre todos que debemos buscar las causas de nuestros errores y corregirlas, técnicos, preparadores físicos, médicos y dirigentes, no debemos acelerar ni desatender el proceso de formación.

El futuro jugador que le dedique poco tiempo a su formación está destinado a no obtener resultados. Los conductores que no se habiliten para la enseñanza están destinados a ser superados. La dirigencia que le dedique poco tiempo a la organización de las escuelas infantiles
está destinada a no tener futuro. Si somos perseverantes, el fútbol crecerá aún más

Autor
Prof. Alfredo Augusto Weber
Presidente de APEFFA

Fuente
Sociedad Argentina de Fisiología del Ejercicio
http://www.safe.org.ar/

Leer más...

ENCONTRÁ PUBLICACIONES POR TEMAS

ADMINISTRACIÓN Y CONDUCCIÓN DE EQUIPOS (7) AFA (11) Ajax (1) Alejandro Sabella (2) Alfredo Weber (3) ANÁLISIS DE RENDIMIENTO (2) APEFFA (8) aprendizaje motor (2) Ariel Holan (1) ATFA (6) Atlanta (3) Barbara Abot (2) Barcelona (4) Boca Juniors (6) Campus Virtual ATFA (2) Carlos Borzi (12) Congreso ATFA 2013 (4) CONMEBOL (3) coordinación (6) Cristian Aleza (2) Cristian Sidotti (2) Defensores de Belgrano (2) Diego Giustozzi (1) Diego Latorre (1) Diego Placente (1) Efficient Football (2) Enrique Cesana (1) Entrenamiento (5) entrevistas (9) ESCUELA DE TECNICOS DE VICENTE LOPEZ (7) Estrella de Maldonado (1) FIFA (13) fuerza (7) Futbol 7 (4) Futbol 9 (3) Fútbol Femenino (4) FUTBOL INFANTIL (42) FUTBOL JUVENIL (39) FUTSAL (7) Germán Cavalieri (2) Grassroots (9) Gustavo Falaschi (1) Gustavo Metral (1) Hernan Crespo (1) HISTORIA Y CULTURA GENERAL (4) Horst Wein (3) Hugo Tinti (2) Hugo Tocalli (2) Instituto Superior de Deportes (8) Jorge Castello (1) Jorge Griffa (2) Jorge Raffo (3) Josep Guardiola (3) Juan Cruz Anselmi (2) Juan Pablo Pochettino (15) Juegos Reducidos (3) LIBROS (10) Liderazgo (5) Livio Contessotto (1) Lorenzo Buenaventura (1) Luis Lescurieux (2) Marcelo Bielsa (6) Marcelo Roffé (1) METODOLOGIA (3) Nutrición (3) periodización táctica (3) planificación (14) PREPARACION FISICA (33) pretemporada (3) PROYECTO (3) psicología (2) REGLAMENTO (3) resistencia (4) Rubén Rossi (1) Sebastián Gómez (1) TACTICA (35) TECNICA (25) velocidad (4) videos (67) Xavier Tamarit (2)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

  © Blogger template On The Road by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP